El perro viejo

 

Ya que no son pocas las consultas sobre «el perro viejo» vamos a realizar una charla sobre los cuidados que requieren los perros senior. Y para que os hagáis una idea del contenido os damos un pequeño adelanto.

La charla tendrá lugar el sábado 24 de Noviembre a las 10:00h en Anirniit, Alma Animal, con una duración aproximada de 2 horas. Impartida por Sarai Franco, Fisioterapeuta canino con Master en rehabilitación de pequeños animales y Titulada como Auxiliar Técnico Veterinario.

 ¿Cuándo un perro es senior?

Esta etapa no viene delimitada tanto por la edad del individuo, sino por el estado general de sus condiciones físicas y mentales. De forma general se suele considerar perros senior a los mayores de 6 años en individuos de razas grandes y en el caso de razas medianas y pequeñas a los mayores de 8 años. A partir de estas edades podemos modificar y/o implantar rutinas que ayudaran a la prevención y al retraso en la aparición de los síntomas propios del envejecimiento.

Síntomas del envejecimiento en perros

Hay determinados comportamientos y síntomas de deterioro físico por los que podemos sospechar que nuestro perro requiere cuidados geriátricos. Hay que diferenciar entre síntomas del envejecimiento y las patologías propias del mismo, que será nuestro veterinario quien las diagnostique y trate. Por lo general previas a la aparición y diagnostico de estas podremos aplicar cuidados preventivos, para mejorar la calidad de vida de nuestro perro y retrasar en la medida de lo posible la aparición de las patologías. Estos síntomas son:

  1. Incremento en las horas de sueño.
  2. Debilidad motora.
  3. Perdida notable de musculatura, sobre todo en las patas traseras.
  4. Mayor sensibilidad a los cambio térmicos, aumenta el riesgo de sufrir golpes de calor.
  5. Tendencia al aumento de peso.
  6. Aparición de problemas dentales tales como el sarro y otras patologías como gingivitis, etc.
  7. Deterioro de sentidos: vista, olfato, oído…
  8. Deterioro en el aspecto general de pelo, piel, almohadillas y uñas.
  9. Pérdida del control de los esfínteres, en mayor o menor medida.
  10. Aumento notable en la aparición de enfermedades o infecciones de carácter débil. Debido a la mayor fragilidad del sistema inmune. Siendo habituales las colitis, conjuntivitis, otitis, etc.…
  11. Mayor sensibilidad a las situaciones que le generan estrés, siendo notable por el exceso en la salivación y el jadeo, dilatación de las pupilas, perdida inmediata de pelo… Habiendo un gran número de factores y consecuencias al estrés a lo que le dedicaremos más adelante un artículo sólo a este tema
  12. Perdida de interés en actividades que antes ansiaba realizar, como juegos y paseo.
  13. Desorientación general, veremos que andan y que no llegan a ningún sitio en concreto, o permanecen un tiempo excesivo en una misma postura como mirando al infinito.
  14. Notaremos que parecen ir a cámara lenta y que “se hacen los locos”, de forma general al realizar cualquier actividad, andar o al obedecer órdenes por ejemplo. Pierden agilidad mental.
  15. Aparición de comportamientos repetitivos u obsesivos. Parecen tener “manías”. Vocalizan sin razón aparente e insistentemente, siguen intentando empujar puertas aunque no se abran, etc.…
  16. Pueden perder la capacidad de sentir que tienen sed, por lo que pueden deshidratarse con facilidad.

Nunca tendremos control sobre el paso del tiempo, la llegada de la vejez y la senectud son inevitables, pero si que hay determinados factores que podemos controlar, para ayudar a nuestro mejor amigo y proporcionarle una vejez lo más tranquila posible.

Nutrición:

Una alimentación adecuada y de calidad es el primer paso para una buena salud. La elección de una determinada dieta siempre se debe hacer de forma personalizada y siguiendo asesoramiento profesional. Las dietas «senior» estas formuladas para la fácil digestión, con complementos que refuerzan el sistema inmune, y condroprotectores que ayudaran al mantenimiento de las articulaciones. Las dietas veterinarias para tratar patologías siempre debes ser prescritas por un veterinario y requieren de seguimiento.

Descanso:

La mejor elección para garantizar un buen descanso a nuestro perro son las cunas o colchonetas de relleno viscoelástico.

Ejercicio y paseos:

No hay que dejar de pasear a nuestro perro por que sea mayor, el ejercicio moderado le mantendrá más saludable. Sin forzarle siguiendo el ritmo que marque nuestro fiel compañero, caminar por cuestas suaves de suelos regulares y evitando superficies artificiales, ayudará a que no pierda tanta musculatura. Sin olvidar que el paseo es una actividad que enriquece enormemente el día de nuestro perro, todos los olores y demás sensaciones estimulan su mente. Incorporar rutinas de ejercicios y masajes terapéuticos siempre será beneficioso, bajo la supervisión de personal cualificado, fisioterapeutas y veterinarios.

Higiene y aseo:

Los individuos geriátricos tienen cierta predisposición a sufrir infecciones leves. Para prevenirlas y/o detectarlas de forma temprana, a parte de reforzar el sistema inmune podemos incorporar las siguientes rutinas.

  • cepillado a conciencia del manto para evitar que se le formen nudos y estos al mojarse puedan producir irritaciones en la piel que generen dermatitis húmedas. Si quieres saber más lee nuestro articulo sobre Peluquería Canina.
  • revisar con frecuencia las orejas, limpiarlas con productos adecuados para tal fin si fuese necesario y visitar a nuestro veterinario si detectamos suciedad persistente, incluso mal olor. Para prevenir otitis.
  • Proporcionar a nuestro perro huesos dentales para evitar la acumulación de sarro . En caso en los que haya mucho sarro, consultar a nuestro veterinario por las limpiezas dentales.
  • Mantener las uñas a una longitud adecuada y recortar los pelos interdigitales si fuese necesario.

 

Siguiendo estas sencillas indicaciones podremos mejorar las calidad de vida de nuestro perro durante su vejez.

También agradecer a Saraí el asesoramiento aportado para la realización de este articulo.

2 comentarios

  1. Pingback: Charla gratuita El perro senior en Anirniit Guadarrama – Zinyama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *